Menorca, reserva de biosfera

Con una superficie aproximada de 700 km2 y 200 km de costa, Menorca se divide administrativamente en ocho municipios y aloja una población censada de unos 85.000 habitantes. La preponderancia del turismo, que en las últimas décadas se ha convertido en el principal recurso económico de la isla, explica la fuerte estacionalidad de la presión humana, que ocasionalmente llega a acoger a más de 160.000 personas.

Menorca es la más septentrional y oriental de las Islas Baleares, además de la más lluviosa (cerca de 600 mm al año) e influenciada por vientos persistentes. De forma alargada y ligeramente rectangular, se extiende de este a oeste a lo largo de unos 53 km y presenta una orografía de poca altura. Su cota máxima es de 358 m (el Toro).

La UNESCO declaró Menorca como reserva de biosfera el 8 de octubre de 1993, atendiendo al alto grado de compatibilidad conseguido entre el desarrollo de las actividades económicas, el consumo de recursos y la conservación de un patrimonio y de un paisaje que ha mantenido, y sigue manteniendo hoy, una calidad excepcional. Menorca es un territorio intensamente humanizado, con un paisaje rural tradicional muy rico. Aloja una notable diversidad de hábitats mediterráneos, en los que viven especies de animales y plantas exclusivos en la isla, algunas de ellas en peligro de extinción.


Ver galería

Paisajes por Miguel Triay Fornells
Barcos, puesta de sol y piragua por Chema